jueves, 12 de marzo de 2015

9. Nikos Kazantzakis y sus ideas existencialistas.

¡Hola a todos! Ya estoy de vuelta en casa y preparado para dar lo mejor de mí en "The Spirit of Words", el lugar donde, como ya sabéis, hablamos de un autor diferente cada mes para ver qué ocurrió en sus vidas para escribir como lo hacen.  Esta vez, no elegí un autor americano, británico o español, sino a un griego. No he escrito por un largo tiempo porque estaba en Grecia, y mientras estaba allí, aprendí cosas sobre la cultura del país, y entre ellas, algunos temas relacionados con la literatura, así por eso hoy me gustaría daros a conocer a Nikos Kazantzakis y su libro "La última tentación".

Nikos Kazantzakis (1883 - 1957) fue un autor griego que vino desde la isla de Creta y es considerado uno de los autores más importantes (a veces el más importante) en el siglo veinte. Cuando era un niño, era un estudiante brillante en una escuela católica en la isla de Naxos, algo que hizo su fe en Dios más fuerte. Entonces, se mudó a Atenas para estudiar Derecho, y después a París para estudiar Filosofía bajo la influencia de las ideas espiritualistas de Henri Bergson. Esas ideas lo llevaron a crear héroes que siempre están presentes en sus trabajos, y esos héroes que construye tienen la característica de que sufren por otras personas, intentan salvar a las personas que quieren a través de su propio sufrimiento. Por tanto, podemos ver aquí parte de su individualismo.

Podemos ver que tuvo su propia forma de pensar, y eso fue muy criticado ya que mostró a un Jesucristo que rechazó a Dios en cierto punto de la historia, y claro, a la iglesia eso no le gustó. Pero en cualquier caso, creo que muestra un punto de vista muy interesante que incluso me gusta más que el que la iglesia católica muestra.

Podemos ver en su obra una influencia muy profunda de la religión ya que, de hecho, el nombre de su libro es "The Last Temptation", y va sobre Jesucristo. Bueno.. no exactamente, es sólo la expresión de sus ideas sobre la fe y la religión a través de este personaje, así que se diferencia mucho de la Bíblia u otras ideas que podamos tener de cualquier libro religioso.

También, en algunos otros libros, este individualismo del que estábamos hablando antes está muy presente y es fácil de ver en muchos pasajes y personajes que se aislan a sí mismos sólo para pensar, hablar a Dios o llegar a algún punto que necesitan.

Y en general esta es una lectura muy recomendable ya que no da la misma idea que todos tenemos en nuestras cabezas sobre los cristianos y los oradores y esas cosas, así que intentad echarle un ojo al libro y veréis que os va a gustar. Sólo recordad que requiere un buen nivel de entendimiento, una lectura madura y mucho tiempo ya que es una lectura muy detallada. Pero en términos generales, os gustará y lo disfrutaréis.

Y estos es todo para el mes de marzo. Este es el autor griego que he leído durante mi estancia en Grecia y creo que merece mucho la pena. ¡Espero que lo disfrutéis tanto como yo lo he hecho!

¡Abrazos, y nos vemos en abril!